Declarar conmoción interior, el siguiente paso del Uribismo para volvernos como Venezuela.

Spread the love

Duque podría restringir derecho a circulación y residencia, restringir la radio y la televisión, interceptar comunicaciones entre otras medidas.

Ante las constantes manifestaciones que vive el país como consecuencia de la reforma tributaria (la cual ya fue retirada por el presidente) desde el pasado 28 de abril, y que a la fecha continúa debido a que en general, los colombianos han mostrado su inconformidad con el gobierno Uribista de Iván Duque, entre otras, porque aparte de la reforma tributaria, existen otras reformas que sin dañinas para el pueblo, tal como lo es la reforma a la salud (la cual terminaría de volver la salud en un negocio millonario) y la reforma al trabajo (la cual afecta los derechos laborales de los colombianos).

El gobierno ha tomado medidas desesperadas de represión como militarizar las ciudades con mayor actividad de protestas, como lo es Cali, así mismo activar los escuadrones del Esmad para «controlar» las manifestaciones que en muchos casos son pacíficas.

Lo anterior sin sumar el trino del expresidente Uribe que pidió a la fuerza pública disparar contra los manifestantes.

trino de alvaro uribe.jpg
Trino del expresidente que fue borrado por twitter al violar normas comunitarias.

Lo que ocurre en Colombia es tan grave que ya es registrado en todo el mundo, incluso artistas internacionales como René (residente), Justin Bieber, Bad bunny, entre otros. Han enviado mensajes de apoyo a los colombianos.

Conmoción interior

Ante la situación del país, el Uribismo le ha pedido al presidente declarar la conmoción interior en Colombia, con la cuál podría buscar reestablecer el orden (con represión) limitando los derechos constitucionales de los colombianos, pero ¿Qué es la conmoción interior?

La Conmoción Interior es un estado de emergencia que puede ser declarado por el Presidente, cuando existan graves perturbaciones del orden público que atenten de manera inminente contra la estabilidad institucional, la seguridad del Estado o la convivencia ciudadana y que no puedan ser resueltas con la sola acción de las autoridades de Policía. Está contenida en el artículo 213 de la Constitución.

La consecuencia inmediata del decreto de Conmoción es que el Presidente queda habilitado para dictar decretos con fuerza de ley, los cuales suspenden de inmediato la vigencia de todas las normas que les sean incompatibles.

Cuánto puede durar la Conmoción Interior?.

La Constitución dice que la Conmoción podrá declararse hasta por 90 días, prorrogables por dos períodos iguales, es decir, máximo 270 días. Los decretos relacionados con ella regirán únicamente mientras esta se encuentre vigente. La Constitución faculta al Presidente para que, restablecido el orden público, las normas puedan regir hasta por 90 días más.

Al día siguiente de la declaratoria de la Conmoción Interior, el Gobierno tiene que enviar a la Corte Constitucional los decretos expedidos al amparo de este estado para que ella decida si se ajustan a la Constitución Nacional. Esto, porque el mismo artículo 213 contempla límites a las restricciones a los derechos humanos y libertades fundamentales.

La Conmoción Interior fue reglamentada mediante la Ley 137 de 1994 y en ella se establece la manera en que se puede aplicar, qué puede hacer el Presidente e incluso qué derechos puede limitar.

Derechos que se pueden afectar y límites al aplicar la Conmoción Interior.

Derechos que se pueden limitar.

Entre ellos están:

Restringir el derecho de circulación y residencia.Exigir a personas determinadas que con dos días de antelación comuniquen sus desplazamientos fuera de la localidad donde tengan su residencia habitual.

Utilizar temporalmente bienes e imponer la prestación de servicios técnicos y profesionales.

Establecer restricciones a la radio y la televisión para divulgar informaciones.

Someter a permiso previo o restringir la celebración de reuniones y manifestaciones que puedan perturbar el orden público.

Disponer, con orden judicial verbal o escrita, la interceptación de comunicaciones.

Disponer, con orden judicial y en algunos casos sin ella, la aprehensión preventiva de personas de quienes se tenga indicio de que cometieron o cometerán un delito.

Limitar o racionar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad.

Suspender alcaldes o gobernadores cuando contribuyan a la perturbación del orden público.

Imponer contribuciones fiscales o parafiscales.

Modificar el presupuesto.

Disponer, en algunos casos sin autorización judicial previa, de inspecciones o registros domiciliarios para buscar pruebas judiciales o prevenir los delitos.

Como ven, la conmoción interior que inminentemente decretará el presidente busca reprimir al pueblo, violando el derecho a la manifestación, así como otros derechos más, ¿Les suena familiar? Duque y el Uribismo quieren volver a Colombia lo que juraron no hacer, convertirla en Venezuela, o quizá algo peor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *